domingo, 18 de septiembre de 2016

Me desespero / Optimismo a tope



Resumen de semana: buena alimentación, poco deporte, mismo peso.

    Esto es desesperante, pero sé que la única que tiene la solución soy yo, por lo tanto, el no bajar como quiero es solo responsabilidad mía. Durante ayer y hoy me he concienciado bastante de que tengo que hacer deporte sea como sea y creo firmemente que lo haré. El problema es que no es la primera vez que me siento tan dispuesta pero luego llega el día a día y no hago todo lo que quisiera.

    Sé que son solo excusas, excusas que me pongo a mí misma. Sobre todo, la de “estoy muy cansada”. Es una sensación real, acabo realmente cansada al final del día pero me tendría que dar igual, tendría que ponerme a entrenar me sienta como me sienta, como parte de mi cambio de hábitos y signo de mis ganas de estar sana y con menos kilos.

    Me he planteado otros momentos del día para entrenar, pero tengo un miedo tonto a pasarlo mal. Pienso que si al final del día estoy tan cansada sin hacer deporte, cómo estaré si lo hago. Los únicos momentos que me quedan son o bien por la mañana temprano antes de empezar el día, lo que supondría madrugar más, cosa que no sé si soy capaz de hacer; o a medio día, en el rato que tengo para comer y descansar un rato. Si en vez de descansar, me pongo a entrenar, creo que por la tarde estaré agotada en el trabajo y como no quiero que pase eso, siempre pienso “bueno, a la vuelta hago el deporte y ya está”, pero claro, llega el final del día y ya sabéis,… “estoy muy cansada”.

    Ya lo he dicho alguna vez, pero de verdad que admiro muchísimo a todos los que sois capaces de trabajar, entrenar y ya los que lleváis una casa y/o tenéis hijos, me chifláis. Yo llevo 4 meses con una jornada larga y partida y aunque lo llevo mejor que al principio, sigo sin ser capaz de organizarme y estar relajada. Me estreso, me agobio y aunque llevo bien la alimentación, el resto de cosas no. Ese estrés me dificulta mucho bajar de peso. Intento relajarme pero me cuesta. 

    En dos meses mi jornada se verá reducida y creo que tendré más disponibilidad para todo, incluido para relajarme, tomarme las cosas de otra forma, ir a comprar donde quiera y ¡disfrutar un poco más de la vida! Estoy deseando, la verdad.  Se me hacen las semanas muy largas. Además, me da la sensación de que estoy perdiendo un tiempo maravilloso en el que podría haber perdido ya 10 kilos tranquilamente. Esa sensación de pérdida de tiempo es lo que más me desespera.

    Aun así no me rindo, quiero conseguir mis objetivos y no voy a parar hasta que lo logre. Eso no quita que haya días en los que me desespere, se me acabe la paciencia, me cabree, me entristezca… También hay días en los que las cosas me salen bien, me animo a entrenar y me siento genial, animada, optimista y con ganas de comerme el mundo! Esos son los días que más me gustan. Intentaré que esta próxima semana sean los más habituales.

    Por cierto, hablé con los responsables de mi trabajo y me dijeron que están contentos conmigo así que han valorado que me merezco más de lo que me pagan y me van a subir un poquito el sueldo, algo es algo! No me saca de pobre pero me siento más valorada.

Nos leemos pronto! Gracias por estar ahí!


Un besazo!

8 comentarios:

  1. Y si duermes un poco cuando llegas de trabajar y despues te levantas y vas una hora al gym? no es necesario hacer pesas, busca alguna clase que te motive y te guste.

    Vamos, empezar es dificil pero luego es divertido.

    -Mujer esponja-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaa! A medio día no tengo tanto tiempo como para hacer eso y por la noche acabo de trabajar sobre las 21h o 21.30h. De todas formas, no voy al gimnasio. Cuando entreno suelo hacerlo en casa. Aún así intentaré seguir tu consejo y buscar algo que me motive mientras entreno, alguna serie interesante o alguna lista de música que me guste.

      Muchas gracias por tu comentario Mujer Esponja y por tus ánimos!! :)
      Un beso grande!

      Eliminar
  2. Buf chica es que vuelves muy tarde de trabajar, es normal que estes k.o.! Yo tengo suerte por que en mi trabajo la pausa de comida es muy corta, 30 minutos, asi que puedo salir también pronto por la tarde y me da tiempo a hacer deporte.
    No te fustigues, tu poco a poco intenta hacer deporte los días que estés con ganas, aunque sean solo 15minutos, y mi suegra que es endocrina me dijo que un truco también es nunca usar el ascensor y andar la ultima parada de metro/autobus, que así sin darte cuenta haces ya algo de ejercicio al día.
    Y oye, enhorabuena por la subida de sueldo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Si, la verdad es que acabo tarde y no tengo tiempo ni de hacer la compra, menos mal que mi chico se está portando genial y me ayuda mucho, pero estoy deseando que llegue diciembre para tener más tiempo para mi.
      Seguiré los consejos de tu suegra :) que algo es algo!!
      Un besote grande y gracias!!!!

      Eliminar
  3. Te leo y veo mi retrato. Qué difícil se nos hace a veces...
    ¡No perdamos la voluntad!

    ResponderEliminar
  4. Aixxx, me siento muy identificada contigo con el tema que dices del cansacio y deporte... ami me pasa lo mismo, los dias que llego a casa sobre las 22.30 ya se que ese dia no voy al gym, porque ya acabo cansadisima...y pienso "imagiante si encima el rato que tienes por la mañana vas al gym...yo en mi caso tengo la esperanza que a medida que vaya bajando, ese cansancio vaya disminuyendo. En fin...pero hay que sacar tipo. Enhorabuena por la subidita. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que si, conforme se va bajado va siendo más fácil todo. Verás como lo notas. Rápido o lento, el caso es seguir adelante e ir llegando a nuestras pequeñas metas.
      Gracias guapa por pasarte, un besote!! (espero pasarme esta semana por tu blog, si puede ser hoy mismo mejor jeje)

      Eliminar